Los métodos relacionados con un aprendizaje activo son la mejor manera de retener la información a largo plazo

Un nuevo estudio desarrollado por los Laboratorios de Formación del Instituto Nacional de Capacitación para las Ciencias Aplicadas de la Conducta (ABS en inglés), ilustra que los alumnos aprenden mejor cuando se les involucra activamente en el proceso de aprendizaje.

Según los datos recogidos por los expertos, retenemos tan sólo el 5% de lo que se nos enseña a través de una conferencia o charla, y sólo el 10% de lo que leemos. En contraste a estas técnicas de estudio tradicionales consideradas como “aprendizaje pasivo”, los métodos de aprendizaje participativos o activos resultan mucho más eficaces, como por ejemplo los grupos de trabajo, la práctica guiada y especialmente, la aplicación de lo estudiado a la enseñanza.

La Teoría del Aprendizaje Experiencial (Kolb, 2014) ayuda a explicar cómo la experiencia se transforma en aprendizaje y conocimiento sólido. Esta teoría abarca cuatro métodos de aprendizaje distintos que se emplean en un ciclo recursivo: la experiencia concreta, la observación reflexiva, la conceptualización abstracta y la experimentación activa.

Según esta teoría, es importante para un buen aprendizaje no centrarse en uno sólo de estos métodos en detrimento de los demás, ya que afectaría negativamente al ciclo de aprendizaje.

Trainmotiv incorpora ahora dos novedades en su plataforma que contribuirán a un aprendizaje más activo y por tanto a la retención a largo plazo del contenido. Se trata de la posibilidad de enviar preguntas y los retos de equipo.

Mediante el envío de preguntas, los usuarios participan de una manera más activa en su propio aprendizaje fomentando a su vez el juego en equipo, ya que el resto de participantes podrán ver quién realizó la pregunta. Por otra parte, mediante los nuevos retos de equipo también se refuerzan conceptos como el trabajo en grupo y la práctica.

De esta manera Trainmotiv continúa mejorando sus métodos para la memorización a largo plazo, incorporando técnicas que engloban la experimentación activa, el feedback, el feedforward o prealimentación, y la conceptualización.

 

 

aprendizaje activo

Categorías: formación

3 commentarios

Felipe · diciembre 28, 2018 a las 1:44 pm

Una corazonada me decía que estudiar en grupo (y sobretodo si se trata de buena compañía) es una excelente oportunidad para aprender y relacionarse uno y su equipo de compañeros/amigos.

    admin · enero 3, 2019 a las 12:26 pm

    Sin duda Felipe, además de contribuir al aprendizaje ¡es mucho más divertido!
    Gracias por tu comentario 😉

Gilberto · septiembre 25, 2019 a las 8:02 pm

Constituye un éxito en el estudio….la enseñanza a compañeros..!!! Me ha dado excelentes resultados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *