El cómo y el cuándo se proporciona esta respuesta al alumno, condicionará su formación.

Que un alumno obtenga una información precisa sobre lo que hace bien o mal es esencial para su progreso en una materia. Aunque a primera vista resulte algo obvio, existen numerosos estudios que confirman esta tesis y profundizan en ella. Sus autores, enfatizan habitualmente en dos ideas vinculadas al feedback proporcionado durante el aprendizaje: el tiempo en el que se proporciona esta respuesta, y la modulación o adecuación de esta al alumno.

EL MOMENTO CLAVE

Según un experimento llevado a cabo por expertos en neuropsicología de la Universidad de Saarland, en Alemania, el momento en el que se da el feedback influye en el aprendizaje de lenguaje artificial. En su experimento, el rendimiento de los alumnos que recibieron un feedback inmediato fue significativamente mayor en comparación con el grupo que recibió un feedback postergado en el tiempo.

Sin embargo, posponer el feedback también ha demostrado buenos resultados en algunos casos. En estas ocasiones, aunque la transferencia de conocimiento sea superior con un feedback tardío, los alumnos manifiestan que obtienen un mayor beneficio del feedback inmediato. Esto revela que existe una desconexión entre la efectividad real y la percibida.

Por ello, conviene combinar los dos intervalos: en Trainmotiv el feedback de una pregunta se proporciona de manera instantánea. Esto contribuye a que el alumno conozca la respuesta correcta y aprenda de sus aciertos o errores al momento. Al mismo tiempo, las preguntas que no se han acertado se volverán a proponer más adelante, gracias a una metodología que emplea los principios de la repetición espaciada.

LA RESPUESTA ADECUADA

No bastará con un simple “¡bien hecho!” o “inténtalo otra vez”. Proporcionar la respuesta adecuada es tan importante o más que saber cuándo darla. Tal y como destacan los profesores de la Universidad de Auckland Helen Timperley y John Hattie, proporcionar la información más específica posible sobre lo que se ha hecho bien o mal es la mejor manera de progresar.

En Trainmotiv existe la posibilidad de modular las respuestas en base a lo que el participante haya seleccionado en la pregunta. De esta manera, procuraremos que el feedback esté adaptado a lo que contesta cada usuario para que tenga el impacto más positivo posible.

Todos los datos del progreso de los alumnos pueden ser útiles a la hora de involucrarlos en el proceso formativo. Dar acceso a los alumnos a toda la información relativa a su progreso les hace más partícipes de su propia formación, y, por tanto, su aprendizaje es más eficaz.


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.